Vista del actor Pablo Puyol vistiendo una de nuestras camisetas mas demandadas en color blanco

Los institutos Gaona y Martiricos celebran sus 175 años formando a generaciones de malagueños.

El pasado mes de octubre los centros Vicente Espinel y Nuestra Señora de la Victoria organizaron numerosas actividades entre las que destacó la exposición Gaona y Martiricos, 175 años del Instituto de Málaga (1846-2021), instalada en la Calle Larios de la capital malagueña y que tuvo como objetivo continuar la labor de difusión y divulgación de la historia de la educación en la provincia.

La muestra, con 76 panales, se divide en distintos bloques temáticos como el patrimonio humano, con imágenes de grupos de alumnos y profesores de diferentes épocas y, sobre todo, fotos de estudiantes que han destacado por su labor profesional, artística, política o científica.

La finalidad es ofrecer un recorrido cronológico que abarque desde personajes históricos hasta otros de actualidad, que tienen en común su paso por estos centros.

Vista del actor Pablo Puyol vistiendo una de nuestras camisetas mas demandadas en color blanco en la exposición de Calle Larios

Entre estos estudiantes está nuestro querido Pablo Puyol que estudió en el instituto Martiricos vistiendo una de nuestras camisetas más vendidas de algodón 100% orgánico Sunrise Sycamore.

Por último, la exposición tendrá un apartado dedicado al presente y futuro. A través de varios paneles gráficos se expone la vida actual de un centro público de enseñanza media, los programas educativos, las actividades que se desarrollan en su día a día y la proyección hacia el futuro de estos Institutos, que son centros que acumulan una larga experiencia docente, plasmada en su patrimonio, pero cuya principal función es seguir siendo espacios para la convivencia y la educación de las jóvenes generaciones de la sociedad.

Para facilitar su comprensión, las imágenes están acompañadas de textos breves de fácil y rápida lectura, en los que también quedan mencionados aspectos como el profesorado, la incorporación de las primeras alumnas o el trágico accidente de Montejaque ocurrido en 1966.

Esta exposición permaneció en la principal calle de la ciudad hasta el 15 de octubre y fue el primer acto de una amplia serie de actividades que se prolongará durante todo el curso.